El ‘Gran Telescopio Canarias’ completa su espejo primario

MADRID.- El espejo primario del ‘Gran Telescopio Canarias’ (GTC), situado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (Garafia, La Palma) del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), ha recibido el último de los 36 segmentos hexagonales que lo forman, convirtiéndose así en el mayor espejo segmentado construido hasta la fecha para un telescopio óptico-infrarrojo.

El segmento colocado, que recibe el nombre de ‘Sanguino’, un tipo de árbol autóctono de Canarias, marca el inicio de un nuevo periodo de optimización del GTC que culminará en la utilización del telescopio por la comunidad astronómica.

Con unas dimensiones de 11,3 metros de diámetro entre extremos, equivalente a la superficie de un espejo circular de 10,4 m de diámetro, y 16,9 toneladas de peso, el GTC pertenece a una nueva generación de telescopios que utiliza un espejo primario segmentado como solución a la dificultad de construir, manipular y trasladar espejos monolíticos de más de 8 metros.

Formado por 36 espejos vitrocerámicos hexagonales de 1,90 metros entre vértices, 8 centímetros de grosor, y 470 kilogramos de peso cada uno, el GTC funciona en todo momento como una sola superficie de forma cóncava que concentra toda la luz y la envía al espejo secundario, de tamaño y proporciones mucho más reducidos, y este a su vez a un espejo terciario, situado dentro de una torre central, que conduce la luz al foco deseado para su estudio.

Los espejos están compuestos por un material especial llamado Zeridurtm, un tipo de vitrocerámica que apenas sufre alteraciones con los cambios de temperatura, evitando que las imágenes se deformen. El proceso de pulido de los espejos fue llevado a cabo con un límite de error superficial de 15 nanómetros (millonésima de milímetro), es decir, un tamaño 3.000 veces más fino que un cabello humano.

Los 36 espejos hexagonales se coordinan para mantener esta precisión en el telescopio gracias a una red de mecanismos y sensores. Este conjunto de cualidades confiere al telescopio un poder de visión insólito equivalente a cuatro millones de pupilas humanas.

Con información del diario español El Mundo

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/08/06/ciencia/1218011718.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s