Las raíces de Barack Obama

 

JOANA SOCIAS. Kogelo (Kenia) / Reportaje especial para el suplemento Crónica del diario español ” El Mundo ” 

 

Karel Prinsloo)
Malik, el hermano polígamo de Obama, en la entrada de su comercio. (Foto: Karel Prinsloo)

 

Malik Obama, el hermanastro polígamo y musulmán confeso del candidato a la presidencia de EEUU, sólo nos pone una condición para celebrar la entrevista: que le paguemos dinero «para el beneficio de la comunidad». No lo hacemos pero sí hablamos con otros miembros de la familia, distribuidos en dos áreas extremadamente pobres de Kenia. La enviada especial de «Crónica» descubre la primera promesa incumplida del senador demócrata con su pueblo, desde donde siguieron por televisión el debate

 

Nadie elige a su familia. Tampoco Barack Obama, el hombre que en noviembre de 2008 aspira a convertirse en el primer presidente negro de Estados Unidos. Las raíces del candidato demócrata a las presidenciales del 4 de noviembre se encuentran en una remota zona del oeste de Kenia, a orillas del Lago Victoria, a ocho horas por carretera de la capital, Nairobi. Un lugar mísero donde todavía hoy es muy común la poligamia y donde el principal objetivo de sus habitantes es sobrevivir.

En Kogelo y en Kendu Bay, dos áreas extremadamente pobres del país, además de una veintena de parientes, malvive su mediática abuela Sarah Onyango Obama, la tercera de las esposas del polígamo y ya fallecido abuelo de Barack Obama, Hussein Ongango Obama.

Allí vive también Malik Obama, hermanastro del candidato demócrata, polígamo y musulmán confeso, que hoy por hoy sólo da entrevistas si es a cambio de dinero. «Los periodistas estáis haciendo mucho dinero a costa de nuestra familia. Ya es hora de que la comunidad también se beneficie de todo esto», manifiesta a Crónica Malik, casado con dos mujeres.

Una contribución a los proyectos que él lleva a cabo para el desarrollo de la zona, dice, se compensaría con una charla de 30 minutos. «Sin dinero no hay entrevista», advierte sin tapujos el hombre que hace unos meses trataba de tranquilizar al lobby judío, asegurando que su hermano, pese a sus raíces musulmanas, sería «un buen presidente para los judíos estadounidenses». Según cuentan sus propios parientes, Malik viaja con frecuencia a EEUU para atender sus negocios.

La poligamia es muy común en esta región de Africa, azotada por la malaria, la miseria y el desempleo. En una visita a la unidad familiar de los Obama en Kendu Bay, situada a cinco kilómetros del mercado y punto de encuentro más próximo, Elly Muga Kobilo, profesor y tío de Obama the senator, como así se refieren al familiar demócrata, explica que la poligamia es una cuestión de estatus social. «Antes se creía que cuantas más mujeres tuvieras, más rico serías», remata, intentando convencer de la naturalidad de la tradición y restando importancia al hecho de que buena parte de los parientes de Obama, incluso los que viven en Nairobi, sean polígamos.

Desde su despacho de cirujano en la capital, Peter Odhiambo, emparentado políticamente con los Obama y también casado con dos mujeres, se afana en quitar hierro al asunto. Para él, la unión con más de una mujer, lejos de ser una cuestión social, responde a factores económicos. «Para trabajar la tierra, antes se necesitaban muchos hijos, y eso sólo se podía conseguir teniendo muchas mujeres», explica mientras trata de convencer a su interlocutora de la «importancia» que tiene para el mundo que Barack Obama se convierta en el próximo presidente de EEUU.

” las raíces africanas del que podría ser elprimer presidente de color de los Estados Unidos de América, reflejan las costumbres y estilos de vida de un pueblo que se debate entre la pobreza, las tradiciones y la modernidad “

UN PAÍS EN CRISIS

«En Occidente», añade, «hacéis lo mismo: los hombres están con más de una mujer a lo largo de su vida. La única diferencia es que nosotros no concebimos el divorcio», teoriza el doctor, que ha visto frustrado su intento de recaudar fondos para la campaña de Obama debido a la crisis que estalló en enero en Kenia y de la que el país todavía no se ha recuperado.

En Kendu Bay, donde está enterrado el primer Obama (tatarabuelo del candidato demócrata que tenía entre dos y tres mujeres, según las diversas fuentes), no están tan acostumbrados como en Kogelo a las visitas extranjeras, pero reciben con los brazos abiertos. Nos acogen en su humilde casa Lloyds e Isidora Obilo Obama, primera y segunda esposa, respectivamente, del tío abuelo de Obama, Zakayo, también fallecido.

En la casa abundan los recuerdos de la última visita del pariente famoso del clan. Fue en 1988. «Entonces, Obama aún no era senador y decidió ir a Kendu Bay a buscar sus raíces y a encontrar las respuestas que nunca tuvo», cuenta un periodista local y gran conocedor de la saga familiar. Fue allí, en Kendu Bay, donde el aspirante a la Casa Blanca encontró la inspiración para escribir el libro Sueños de mi padre, publicado en el año 1995.

Elly Muga, el tío de Obama, enseña orgulloso la casa donde se hospedó el hoy candidato durante varios días. «El es una persona maravillosa. Escribió el nombre de todos y cada uno de los que vivimos aquí», recuerda.

La tradición polígama de los Obama y sus antepasados musulmanes -el padre abandonó la religión de Mahoma para abrazar las creencias de la Iglesia Adventista del Séptimo Día- han desatado el interés de la prensa y los curiosos de medio mundo. Desde 2006, pero sobre todo en los últimos meses, los días en Kogelo ya no son tan apacibles.

Al contrario que el hermanastro Malik, la mamma Sarah, de 86 años, recibe a Crónica con amabilidad en su choza de barro. Sólo pone una condición: ni una pregunta sobre su nieto. «Sus enemigos vienen aquí en busca de información para desacreditarle», afirma la octogenaria en luo, el idioma de la tribu.

La familia es grande, y todos, en distinto grado, viven intensamente el huracán Obama. En los últimos meses, periodistas de todo el mundo y simpatizantes de la causa demócrata acuden en peregrinación al pueblo que vio nacer a Barack Hussein, padre del candidato Obama. «No pasan dos días sin que alguien aparezca por aquí», dice transmitiendo cierto hartazgo Sarah.

Tras los consejos del portavoz que la familia se ha agenciado, la abuela ha aprendido la lección: no habla con la prensa, sobre todo tras las informaciones publicadas en grandes titulares sobre el pasado musulmán de Barak Obama. «No voy a hablar sobre la religión de mi familia ni aclarar cuántos hijos y nietos tengo», advierte rotunda la anciana mientras vigila cómo comen sus vacas y sus gallinas, a pocos metros de las tumbas del abuelo y del padre del político estadounidense.

CUATRO POLICÍAS

Nada más levantarse, Sarah saluda a los cuatro policías que han acampado de forma permanente en su finca. Sabe que tendrá visitas. Además de reporteros, acuden simpatizantes del político demócrata a saludar a la abuela, a darle ánimos o dinero. Con tanto ajetreo, ni siquiera puede ya sacarse un dinerillo. Ha tenido que dejar de ir al vecino colegio que lleva el nombre de su nieto, donde vendía el porridge (masa de cereales típica de Kenia) que hacía para los estudiantes. Pese a todo, parece no molestarle los extraños. «En la tradición africana, las visitas son una bendición».

Los Obama han empezado a construir una valla para cerrar su recinto, algo inédito en Kogelo, una dispersa localidad donde se puede andar sin problemas campo a través. El intento de robo de principios de septiembre conmocionó a la tranquila comunidad. «No consiguieron llevarse nada», recuerda aliviada la abuela.

Tampoco había mucho que hurtar: apenas una placa solar que genera electricidad, la única de la zona y adonde los vecinos acuden a cargar las baterías de sus móviles, y un moderno televisor. «Se nota que ahí hay dinero», dice un residente de Kogelo, que por 10 céntimos de euro transporta encantado al visitante hasta la casa de los Obama de Kenia.

Con información del diario epañol El Mundo

Anuncios

Un comentario en “Las raíces de Barack Obama

  1. Hermano o hermanastro? Error frecuente.

    En relación a la noticia, querría aclarar un error que es muy habitual.

    Un hermano es aquella persona que tiene respecto a otra el mismo padre y la misma madre, o solamente el mismo padre o la misma madre. Un hermanastro en cambio, es el hijo de uno de los consortes respecto al hijo del otro, es decir, si una pareja se junta y ambos tenían hijos de relaciones anteriores, esos hijos pasarán a ser hermanastros entre ellos. Por lo tanto, el detenido en Kenia es hermano de Obama, no hermanastro ya que ambos comparten el mismo padre.

    Irantzu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s