Las “mochilas” celulares

Científicos de EEUU adjuntan ‘bolsas’ cargadas de fármacos a las células
MIT)Célula inmune con su carga de medicamentos, en verde. (Foto: MIT)
ROSA M. TRISTÁN

MADRID.- Células cargadas con unas ‘mochilas’ que llevan los fármacos hasta el punto exacto del organismo que los necesita. Éste es el último invento de un equipo de científicos del Massachussets Institute Technology (MIT), en Estados Unidos, expertos en nanotecnología.

Se trata de microscópicas bolsas que se han cargado de nanopartículas magnéticas. De este modo, sus movimientos pueden ser manipulados con imanes, lo que permite llevar su equipaje de medicamentos o elementos de proyección de imágenes a una parte muy concreta del organismo.

Es decir, pueden ayudar a diagnosticar tumores e incluso a llevar los agentes de la quimioterapia a una célula afectada por el cáncer, sin intervenir en todo el cuerpo.

Según publican en la revista ‘Nano Letters’ de este mes, Michael Rubner, director del MIT, y su equipo trabajaron con células inmunes B y T, linfocitos que pueden dirigirse a varios tejidos del cuerpo, incluyendo zonas afectadas por tumores o infecciones. “La idea era utilizar las células como vectores para llevar las medicinas y perturbarlas lo menos posible. Los linfocitos van precisamente a los lugares con cánceres o inflamaciones”, ha señalado Robert Cohen, otro de los autores de este trabajo.

La mochila celular tiene tres capas: una de un polímero que se adhiere a la célula, la capa media que tiene la carga útil y la superior, también de polímero, que sirve de envoltorio. Bajando la temperatura se consigue que las células floten alrededor con su nueva carga. “El resto de la célula no se toca e interactúa con el medio ambiente de forma normal”, ha asegurado Albert Swiston, primer firmante de este trabajo.

Los investigadores comprobaron que, efectivamente, las células T con su equipaje a cuestas podían desempeñar sus funciones normales, incluyendo la migración a través de una superficie. El campo magnético generado por los imanes hacía posible dirigirlas a un punto concreto.

De momento se trata de una investigación muy básica, pero los autores afirman que es posible mejorar los polímeros para que no sean tóxicos para las células. A largo plazo, incluso se plantean la posibilidad de que sirvan para la fabricación de tejidos en el laboratorio.

Con información del diario español El Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s