Una iglesia con propósito

 

photo_45

Vivir con propósito es lo que se espera de un ser humano, y al mismo tiempo es lo que pocas veces se consigue. Nacemos, crecemos, nos desarrollamos, vivimos (¿?) y, finalmente, morimos. Vivir con propósito es un lema que debe dar sentido a la misma existencia de cada persona que nace en este mundo

Jesús vivió con un claro y nítido propósito: bendecir y salvar. Cristo, pronto dará la vuelta al despropósito terrenal de manera que habrá un claro propósito de vida sin fin y felicidad celestial.


Vivir con propósito. Esto es lo que Cristo hizo y esto mismo es lo que se espera de cada uno de nosotros. Eso es lo que como cristianos sabemos que debemos hacer, pero ¿lo hacemos? Aparentemente si. Oramos, a veces más y muchas veces menos; leemos y estudiamos la Biblia regular e irregularmente; asistimos a la iglesia, unos para calentar banco y otros para salvarla de la mediocridad y la tibieza. ¿Es esto vivir con propósito? Creo que la respuesta es clara: ¡No!

Necesitamos una iglesia cuyo principal propósito sea extender las buenas nuevas de salvación a toda nación, tribu, lengua y pueblo con un objetivo, con un propósito: apresurar la venida del día de Dios (2ª Pedro 3:12).

¿Con qué propósito vives tu fe? ¿Con qué propósito ministras en tu iglesia? ¿Vives con “el propósito por excelencia”: “apresurar la venida del día de Dios”, o la excelencia de la vida anula “el excelente propósito”?

Por: Jonatan Dolcet

Fuente: http://cuenta-atras.blogspot.com  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s